10 Consejos para sobrevivir a tu primer película independiente

Cada vez es más sencillo acceder a las herramientas para que las y los cineastas tengamos la oportunidad de expresarnos a través del séptimo arte. Es muy común ver a nuestros amigos y colegas suplicándonos por fondear su proyecto o convenciéndonos de que les prestemos nuestro departamento como locación, la moral está hasta el cielo pues estamos “viviendo el sueño”.

Desgraciadamente ese sueño muchas veces se convierte en pesadilla, a pesar de las herramientas y la ayuda de nuestros seres queridos, levantar una película es cosa seria, puedes perder amistades, colegas y hasta el ímpetu por filmar. Por ello, preparé estos consejos que te pueden resultar útiles para llevar tu sueño a la pantalla grande y no morir en el intento.

  • Todas las respuestas están en el guión.

Tener un buen guión es primordial, no sólo porque dependiendo de la historia muchas personas se subirán o no al barco. Eventualmente vas a tener que tomar decisiones extremas por cuestiones de tiempo y  presupuesto, si conoces tu historia, el tema y a los personajes, podrás tomar decisiones acertadas en momentos de presión.

  • Tu principal aliado es tu productor.

Un productor, o al menos uno bueno, es un aliado creativo, es quien te va a cuidar las espaldas y quien va a dar la cara por ti y tu película, es quien apuesta su tiempo y dinero para hacer tus sueños realidad. Nunca lo menosprecies ni dudes en consultar su opinión, ni siquiera para tomar decisiones artísticas, si hay alguien igual o más interesado que tú en este mundo porque tu película triunfe, es tu productor.

  • Crea a partir de lo que tienes.

Todos queremos hacer una película gigantesca, echar toda la carne al asador y que el mundo quede deslumbrado ante nuestro talento. Yo no soy quien para decirles NO, pero recuerden, al hacer una película independiente te enfrentas a una cantidad mínima de recursos, es mejor crear a partir de locaciones, cosas, actores y demás herramientas que estén a tu alcance, no lo veas como una limitante, velo como una oportunidad para mostrar tu potencial como director.

REALIZACIÓN DE CINE INDEPENDIENTE EN FORMACIÓN EN LÍNEA

  • Nunca digas: “No sé”

La tarea más importante de un director de cine es tomar decisiones en poco tiempo y con una enorme cantidad de presión. Si alguien de tu crew te pregunta o sugiere algo, no debes mostrar inseguridad, si lo haces, la gente desconfiará de ti y tu capacidad para llevar el proyecto a buen término.

  • Ensaya con tus actores

Parece un consejo muy obvio, pero a veces, con las ansias de estar detrás de la cámara, olvidamos trabajar con nuestros actores, te recomiendo dediques varias sesiones con ellos explicando el guión, la historia y motivaciones de los personajes que van a construir, al momento de rodaje, te llevarás muy pocas sorpresas si tus actores son buenos e hiciste tu trabajo.

  • Alimenta bien a tu crew.

Un crew que esté trabajando por amor al arte puede soportar todo, excepto el hambre. Aliméntalos bien y te seguirán hasta las puertas del infierno.

  • Acepta mejores ideas que las tuyas.

A veces nos gusta una línea o un plano que hemos preparado para nuestra película, pero muchas veces a alguien más se le ocurre una idea mejor, no seas soberbio, acepta cualquier idea que sea mejor que las tuyas, al final, la estrella no eres tú, es tu película.

  • Agrega valores de producción

Aunque sea una película pequeña, asegúrate de que no se vea así, un buen truco es conseguir locaciones que además de aportar a tu historia, aporten en cuanto a valores de producción. En realidad puede ser cualquier cosa, armar una grúa o inventarte un Dolly siempre hacen lucir tu trabajo y el de tus colegas.

  • Cumplo lo que prometes

Es probable que tu película no llegue a los Oscares del año entrante, así que no prometas fama y fortuna a quienes te están ayudando, es mejor ser honesto, vende tu historia con honestidad y lucha porque se termine y se vea, lo demás es meramente circunstancial.

  • Elige bien a tu crew

No hay nada peor que tener personas que no estén comprometidas con un proyecto, lo peor es que como no tienes dinero, no los puedes despedir, asegúrate de que las personas que trabajan en tu película la amen, se emocionen y quieran hacerla por sobre todas las cosas, toma tu tiempo eligiendo a tus colegas, tu rodaje y por ende, tu película te lo agradecerán.

El mejor consejo que te puedo dar es este: Filma lo que amas. Hacer cine es dificilísimo, inviertes mucho dinero, trabajo y esfuerzo levantando una película. Si estás dispuesto a realizar ese enorme sacrificio, que sea por algo que valga la pena.

 

Sígueme en twitter:

@MalbertoromanM