5 PUNTOS/RECOMENDACIONES PARA SOBREVIVIR EN TU PRIMER FESTIVAL DE CINE

No sé por qué tengo la impresión de que la mayoría de la gente, cree que organizar un festival de Cine es la actividad más agraciada del mundo, ya que, según su definición y perspectiva, sólo se trata de ver películas todo el tiempo, en lo que se acerca la fecha para el evento y ahora sí, uno o dos meses antes, ponerte a trabajar.

 

¡GRAN ERROR! Organizar un festival de cine es como cualquier trabajo, donde tienes que invertirle de 5 a 6 horas de tu vida cada día, entre llamadas, envío de documentos, búsqueda de patrocinadores, contacto con artistas, elegir películas invitadas, coordinar la plataforma de las películas participantes de todo el mundo, escoger tu jurado oficial, locaciones,
búsqueda de staff, convocatorias de todo tipo, etcétera, etcétera y un largo etcétera, con la única diferencia de que si lo haces con pasión (y creo que esto aplica para cualquier job) las horas pasan como agua.

 

En mi corta experiencia, como parte del comité organizador del Festival Internacional de Cine de León (FICL), creo que he aprendido bastantes cosas que no debo hacer en futuras ediciones y al mismo tiempo, he evolucionado en cada edición, pues como objetivo de vida de cualquier persona (o eso creo) se trata de mejorar, y sí tú avanzas, por consecuente se verá reflejado en tus acciones y efectivamente, eso pude comprobarlo en nuestra segunda edición.

 

Así que, te dejo estos pequeños 5 puntos/recomendaciones para sobrevivir en tu primer festival de cine, si es que quieres o tienes la firme intención de realizar uno en tu ciudad, en tu universidad o anywhere.

 

1. POCOS PERO LOCOS
Ármate de un súper equipo de personas, que te ayuden a realizar tu sueño, en nuestra primera edición, fuimos 6 personas y salió porque salió. Claro, no falta la gente que siempre quiere ayudarte, apoyarte y todo lo que termina en -arte, y a la hora del ataque, ni quien se aparezca, y el clásico “Yo te iba a ayudar, pero me lastimé la rodilla” no falta. Trabaja con gente apasionada por el cine y el arte e hiper comprometida en todos los sentidos, con gente que no importe que le hables o le escribas a la una de la mañana, para preguntarle cosas referentes al evento, con gente que apoye al 200% tu idea, no faltará el miembro súper patético que a todo le vea “peros”; a todas esas personas, “sale, bye!” de una buena vez.

 

2. ALÉJATE DE LOS ROCKSTARS
Infortunadamente, te llegarán las típicos voluntarios que se acercan contigo o con tu equipo con el afán de ayudarte en lo que les solicites y blablablá, y al momento que les designas una actividad se molestan por ello y además se indignan porque les estás pidiendo que trabajen en lo que corresponde a su área, porque creían que el estar en la organización de un festival de cine, todo se trataba de cámaras y reflectores y de estar siempre “como niña bonita”, esperando a que alguien llegue a entrevistarle, LOL!; a toda esa gente, “sale, bye!” de una buena vez (x2).

 

3. ORGANIZAR UN FESTIVAL ES COMO CUALQUIER TRABAJO GODÍNEZ
¡Así como lo lees!, si quieres que tu festival resulte como lo planeaste, o que mínimo, un 99% de la planeación salga como lo deseaste, tienes que trabajarle diario, darle de 5 a 6 horas diarias, sin perder la constancia, sin desistir. Son varias las áreas que debes tomar en cuenta que se necesitarán para ejecutar el festival, así que, lo primero que tienes que armar es tu plan de trabajo, organigrama, departamentos, funciones y actividades, selección de líder por área, vías de comunicación, entre otras cosas.

 

4. LOS PATROCINIOS NO LLEGAN A LA PUERTA DE TU OFICINA
Me he topado con algunas personas que saben que soy parte del comité organizador del FICL, y la pregunta que no debe fallar, (casi) siempre es la de “¿Y cómo le hacen para conseguir los patrocinios?” y mi respuesta es la misma para todos:
¡TRABAJANDO!, y es que, realmente tienes que estar diario buscando opciones de empresas que les enamore tu festival y convencerles que será la mejor inversión que podrán hacer en su vida, nada fácil, pero tampoco imposible. En cuanto tienes un candidato para ello, no debes soltarlo, literalmente, debes enamorarlo de tu evento.

 

5. CONÉCTATE CON OTROS FESTIVALES DE CINE
No estás solo contra el mundo, hay muchísimos festivales tanto a nivel nacional como internacional, por lo cual, debes de tener noción de cuáles son y darles seguimiento a través de sus páginas web y redes sociales oficiales. Esto, con la
finalidad de que te sirvan de ejemplo para lograr que tu festival vaya mejorando, viendo cómo trabajan, qué eventos hacen dentro del marco de sus festivales, talleres, convocatorias, proyecciones y actividades afines.

 

Finalmente, admito que no son unos consejos súper waouh y que tal vez esperabas algo más técnico, pero lo que te escribo en estas líneas, son la base fundamental para que tu festival salga a flote y que tanto tú como tu equipo vean que no todo es miel sobre hojuelas y que, si le van a entrar a este mundo de los festivales, sepan bien a lo que le están tirando, pues es feo ver como algunos festivales no continúan con más ediciones por falta de pasión, verdadero compromiso y trabajo en equipo.

 

Una cosa importantísima:

ELIMINA LA PALABRA “MIEDO” DE TU VOCABULARIO. 😉

Síganme los buenos en mi súper Twitter:

@NancyNSalazar