Consejos para no morir de un ataque cardíaco con una lista/top de cine

Es muy común encontrar en la red listas de todo tipo, los famosos tops de lo mejor y lo peor del cine, estas listas vienen en todos los formatos habidos y por haber (videos, artículos, infografías, etc.)

También te puede interesar: 14 libros sobre teoría y crítica cinematográfica

Es indudable que las listas generan polémica lo cuál, se traduce en tráfico, esa es la intención de todos los medios de comunicación: generar tráfico, pues se mantienen a flote con la cantidad de usuarios que visitan y consultan su contenido y la publicidad que pueden mostrarles.

Cada lista ofrece una perspectiva y un tema diferente (dependiendo de lo que se trate) y generalmente causan mucho furor entre los cinéfilos que pasan horas aprobando, discutiendo y hasta insultando las elecciones del autor o autores o peor aún, a los otros cinéfilos que pasan a los comentarios a dejar su humilde opinión.

Por ello, debes recordar lo siguiente para no morir de un ataque cardíaco la próxima vez que te topes con una de estas listas:

  1. Una lista es de carácter finita, es decir, por el formato (el que sea que el autor elija) es imposible poner todas las películas que deberían (o nos gustaría) que estuvieran, porque simplemente no les alcanza el tiempo, espacio o extensión.
  2. Una lista es una opinión personal de quien o quienes la escriben, podemos estar o no de acuerdo, pero una lista no está escrita en piedra, es decir, no es la verdad absoluta, el propósito de las listas es fomentar la (sana) discusión entre los cinéfilos y dar sugerencias para aquellos que puedan o no, conocer alguna o varias de las películas que se mencionan.
  3. Recuerda, detrás de cada usuario de Facebook, twitter o la red social por la que sea que estés consultando dicha lista, hay un ser humano, los insultos, las amenazas y demás injurias pueden afectarle, aunque a ti te parezca ridículo o chistoso hacerlo.
  4. Antes de enojarte, insultar o hacer pataletas cuando no estés de acuerdo con una lista, te recomendamos tomar aire, analizar lo que se propone y si decides entrar a la discusión, procura no engancharte con los demás y no insultes a quien no esté de acuerdo contigo… ¡Es una simple lista!
  5. Si a ti te tocaron las mentadas, relájate, no sigas alimentando a los trolls y ocupa tu tiempo en algo más constructivo.

Por último, un par de preguntas que deberías hacerte antes de atacar a los autores o a los cinéfilos que opinan con respecto a una de estas listas:

  1. ¿En verdad te ofende una lista?
  2. ¿Realmente tu sensibilidad/valores/amor por una película es vulnerada por lo que se menciona o se omite en ella?
  3. ¿Es importante la opinión sobre tus gustos o tu persona de alguien que probablemente nunca vas a ver en toda tu vida?

 

Este tipo de afirmaciones parecen obvias, pero el propósito de este artículo es hacer una pequeña intervención ante lo tóxico que pueden llegar a ser los fandoms, al igual que ustedes soy cinéfilo y disfruto de la discusión y polémica de una buena (o mala) lista, película o reseña, pero llega a ser desgastante ver la cantidad de insultos, desvaríos y hasta cyber acoso que se genera a raíz de estas.

Lo único que esos “fans” logran con estas actitudes es que una persona se aleje de este tipo de dinámicas, de grupos y peor aún, que simplemente decidan silenciar su opinión ante el miedo de las ofensas que ella pueda generar.

 

¿Haz tenido malas experiencias opinando ante un artículo o lista?

 

Sígueme en twitter: @MalbertoromanM