VIDEO: Lecciones de una cineasta mexicana

En marzo del 2012, Brenda Medina y su servidor, fundamos una pequeña asociación con la intención de dar oportunidad y capacitación a jóvenes mexicanos que tenían las ganas y el talento para hacer cine, pero que carecían de oportunidades.

También te puede interesar: Consejos para no morir de un ataque cardíaco con una lista/top de cine

Fundamos esta asociación a raíz de nuestra propia experiencia, éramos más jóvenes, no teníamos contactos en la industria y no habíamos egresado de ninguna de las dos escuelas de cine “importantes” en México. Por ello, estábamos condenados, condenados a pasar los primeros diez o quince años de nuestras carreras editando, haciendo videos corporativos o hasta grabando bodas.

Un día conseguí trabajo en una casa productora dedicada a producir contenido audiovisual para todo tipo de empresas, desde videos de capacitación hasta videos para sus redes. La paga era buena, las oficinas estaban en Polanco, no podía pedir más.

El día que llegué tuve oportunidad de ver a muchas personas, todas con diferente tipo de especialidad y más o menos la misma edad (todos en la mitad de sus treintas) a demás, todos tenían algo en común, todos tenían una cara de profunda insatisfacción mientras trabajaban o al menos, para mi la tenían, inmediatamente sentí pánico, no era lo que quería hacer con mi vida, yo quería hacer cine.

Afortunadamente, mi eterna incompetencia con los asuntos del SAT  me hizo olvidar actualizar mi RFC y en el nuevo trabajo me pidieron resolver ese asunto inmediatamente para así, presentarme con mis papeles en regla al siguiente día… nunca volví.

Al salir de la oficina tomé el teléfono y le marqué a Brenda, le dije que quería hacer una película y que se uniera al barco, ella renunció a su trabajo y nos pusimos a escribir la que sería nuestra primera película: “Escapando a Casa” (2013)

Esa experiencia nos llevó a plantearnos la situación en la muchos cineastas como nosotros, vivían. Por ello, a la par de hacer una película decidimos abrir esta asociación, la cuál, nombramos Escribe Cine, porque somos unos eternos enamorados del guion y fieles seguidores de las enseñanzas de Robert Mckee.

Han pasado 6 años desde que tomamos esa decisión, tenemos dos películas (una en post producción), logramos consolidar el primer Festival de Guion Cinematográfico en México y ahora, el Primer Torneo de Guion en Iberoamérica, impartimos cursos en línea para acercar la educación cinematográfica a todos los rincones de nuestro país, tenemos alianzas con muchísimas asociaciones, medios, guionistas y festivales de cine.

Lo mejor de todo es que tenemos mucho trabajo por hacer, porque sabemos que esta asociación puede crecer más, llevar más oportunidades a más cineastas y por supuesto, poner un granito de arena para crear una industria con más y mejores películas.

La lección más valiosa que hemos aprendido en estos seis años es la siguiente:

Si las oportunidades no existen, tienes la obligación de salir y crearlas.

El año pasado, TEDx Talks invitó a Brenda a dar una charla en la Universidad Panamericana, donde ella compartió su experiencia en estos seis años.

Les comparto aquí esta charla y les agradezco a todas y a todos nuestros seguidores por formar parte de esta comunidad y por seguir escribiendo cine junto a nosotros.

Por cierto, ¿cómo vas con tu guion?

Sígueme en twitter: @MalbertoromanM