Ya leí tu guion y es una mierda, ¿cuándo lo grabas?

Hace aproximadamente un año, me encontraba frente a esta computadora lamentando mi existencia y escribiendo un guion, era la historia de un fotógrafo de nota roja que se había colado a una escena de crimen para tomar fotografías de un brutal asesinato, para darse cuenta que la persona que había sido asesinada era su novia.

Recuerdo haber escrito y reescrito el guion al menos unas 13 veces hasta llegar a este punto: el diálogo era una basura, el personaje carecía de motivos para asesinar a su novia, todo apuntaba a que había una tercera persona que había llevado a cabo tan brutal acto, y había un hombre con el que la chica le había sido infiel. La historia se desenvolvía en un cuarto de hotel y en la casa de nuestro personaje, pero lo genial aquí era el twist final.

Después de haberle dado el tratamiento adecuado al guion se lo enseñe a varios amigos, y la frase que mas salto fue “Ya leí tu guion, y es una mierda” seguido por una sonrisa “¿Cuándo lo grabas?” aprendí en ese momento que no importa cuantas veces escribas y re-escribas tu historia, si no llegas a ese punto en el que tu historia crea ese sentimiento de “La odio, pero no puedo dejar de leerla” te falta darle otra vuelta y ¿sabes que es lo genial de escribir? tienes una infinidad de vías para llevar tus personajes, puedes hacer que sufran y con ellos el espectador.

¿Cuántas veces no te sucedió que querías que el personaje terminara con la chica de sus sueños? En lo personal me gusta pensar que dentro de cada historia encuentras algo que dices “esto es genial”, si logras meter ese “punch”, ese “hook”, lograrás que tu historia deje de ser una historia más y se convertirá en algo que dejará una impresión en la persona que te está leyendo.

Lamentablemente, no puedes decir que se te ocurrió una historia completamente original, ya que todo ha sido contado; vamos al ejemplo de los Simpsons, todos piensan: “Ellos han predicho muchas cosas”, la verdad lo llamaría coincidencia, después de casi 30 años al aire, más de 600 episodios, han escrito tantas historias, y no es casualidad que alguna de esas sucedieran en la vida real, lo de Trump (Temporada 11, Episodio 17) fue por sátira, la tragedia del equipo brasileño (Temporada 5, Episodio 9), también fue pura casualidad.

APRENDE CINE EN FORMACIÓN EN LÍNEA

¿A qué vengo con estos ejemplos? A que la historia que tú pienses que fuiste original al escribir, alguien más ya escribió; pero no debes preocuparte, sólo debes pensar, ¿qué es lo que cambiarías? ¿Por qué eres tú quien debería contar esa historia?

Lo que intento decir con todo esto es, quizá tu historia si sea una completa mierda, pero si logras hacer que tenga esa… carnita, ese anzuelo para atrapar a tus lectores, sólo debes preocuparte por escribir un buen final.

 

Por Blake Z.